GTranslate

Spanish English

 

Síguenos

 
 

Últimos Tweets

Certificados en Calidad

Estamos certificados en nuestros programas de atención en drogadicción.

Inicio de sesión

Historia

Se dice con frecuencia que la historia de muchas organizaciones está ligada a la visión de un hombre. En el caso de la Fundación Hogares Claret, esta afirmación es evidente. Más que en cualquier época o en cualquier lugar, los orígenes hay que buscarlos en las profundidades del corazón de un hombre cuya vida de sacerdocio ha sido una dedicación total a la causa de los jóvenes y una constante búsqueda de alternativas reales a la marginalidad y desamparo.Este hombre visionario y comprometido con la causa social es el Sacerdote de la Comunidad de los Misioneros Claretianos Gabriel Mejía Montoya,  quien desde su época de estudiante de teología, cuando estaba vinculado con el movimiento de los Scouts de Bogotá, pasando por los tiempos del Centro Pastoral Juvenil de la Estrella a comienzos de los años 70, comenzó a interesarse por la problemática de la drogadicción en los jóvenes, comprendió que el hombre para vivir, tiene necesidad de sentido. Conoció el fracaso de muchos drogadictos, amigos, familiares y allegados. Vio de cerca el trauma de las familias y su tensión creciente, conoció muy de cerca Instituciones privadas de tratamiento que funcionaban más con sentido de lucro y explotación, que con deseo de servicio humanitario.   A partir de ese momento la pequeña semilla que yacía en el corazón de este hombre comenzó a germinar. Por supuesto para que una visión personal se pueda hacer realidad debe ser compartida y encontrar eco en aquellos con quienes se comparte. Afortunadamente para los jóvenes y adultos con quienes ahora comparte su vida, la visión del Padre Gabriel Mejía encontró eco en varias personas que lo ayudaron, impulsaron y acompañaron en esta aventura.  

En 1984 conoció en compañía de los Padres de su Comunidad de los Misioneros ClaretianosJosé Fernando Tobón y Luís Fernando Vargas (Q.E.P.D), la experiencia de los Hogares Crea de Barranquilla y esta experiencia estimulante fructificó inmediatamente y se fortaleció a través de la búsqueda de diversas Instituciones y sus modelos terapéuticos (el programa CEIS, el “Proyecto Hombre de Italia, Daytop Village etc.) al principio con la idea de establecer una sede de Hogares Crea en la ciudad de Medellín, pero esto no fue posible así que decide conformar un equipo de voluntarios para atender las necesidades de los drogodependientes y sus familias. Fue la casa de los Claretianos en Medellín, situada en la calle Argentina la misma que ocupa hoy la oficina central de la Fundación, el lugar escogido para el encuentro del primer grupo de voluntarios denominado Semilla Fecunda, era sábado 12 de mayo de 1984 hace 25 años.  

En 1986, en compañía del Doctor Jorge Carvajal Posada y el señor Alán de Villegas, el Padre Gabriel viaja a República Dominicana y establece contactos con los directivos de los Hogares Crea de la Isla, iniciándose así una serie de conversaciones que se prolongan por dos años que por fin se concreta en un contrato de asesoría técnica y apoyo a recurso humano con los directivos dominicanos y así fue como el 12 de Mayo de 1988 se establece el acta de la Fundación Hogares Claret e inicia oficialmente como Comunidad Terapéutica.

El día 14 de este mismo mes se abrió en sede propia el primer Hogar en el sector de Buenos Aires en el barrio Miraflores de Medellín, el segundo Hogar se abrió en la casa ClaretianaLa Elvira en el Municipio de la Estrella con la colaboración de los misioneros y seminaristas, En 1990 se buscó consolidar los programas que existían y en Marzo del mismo año se inició la serie de televisión S.O.S/OPCIÓN LA VIDA, que presentaban un conjunto de temáticas de tipo educativo como prevención a las drogas dirigido a la comunidad el cual obtuvo una mención de honor en el Festival Internacional de Cine de Cartagena como programa revelación en la modalidad de televisión educativa en 1992.

En ese mismo año el Padre Gabriel tuvo la posibilidad de visitar más de veinte comunidades terapéuticas distintas en: España, Francia, Alemania, Suiza, Italia, Holanda e Inglaterra y confrontar el programa de los Hogares Crea de República Dominicana con los modelos de la comunidades terapéuticas del “Proyecto Hombre” de Italia y España, así como el de Daytop y Walden House, en Estados Unidos. Esto lo hizo entrar en serios cuestionamientos sobre las limitaciones del modelo colombiano sin que eso significara desconocer los valores y las cosas interesantes que poseía. La apertura de las seccionales de Hogares en Pereira se dio en 1991, la de Cali en 1992, Bogotá 1996 y Neiva 1998.

A través de los años se dio la apertura hacia un modelo terapéutico propio. Actualmente la Fundación Hogares Claret cuenta con más de 34 sedes entre administrativas, Centros de Atención (Tratamientos Terapéuticos) en varias ciudades y departamentos de Colombia (Medellín-Antioquia, Barranquilla-Atlántico, Bogotá- Cundinamarca, Neiva-Huila, Pereira-Risaralda, Bucaramanga-Santander y Cali-Valle del Cauca) que amparan diversos tipos de población: adultos, jóvenes y niños inmersos en situaciones de marginalidad, miseria, drogas y abusos de todo tipo y es la de las pocas Comunidades Terapéuticas a nivel mundial que estácertificada en calidad por la norma ISO 9001.