SJ WorldNews - шаблон joomla Авто

Misión

Acompañar a niños, niñas, adolescentes y adultos, afectados por la marginalidad, el consumo de sustancias psicoactivas, la violencia o con problemas de conducta, a encontrar el sentido de su vida, en una perspectiva de restablecimiento de sus derechos y de inclusión a los diferentes ámbitos de la sociedad.

 

Visión

Ser reconocidos por nuestro liderazgo nacional e internacional y por la calidad de nuestros servicios, fruto de un talento humano competente y comprometido en ofrecer una respuesta amorosa y efectiva a niños, niñas, adolescentes y adultos, afectados por la marginalidad, la violencia, el consumo de sustancias psicoactivas o por problemas de conducta, acompañándolas en la construcción de un nuevo proyecto de vida.

 

Principio Maestro

El principio maestro de nuestra Fundación está basado en cuatro pilares que nutren nuestra labor social.

Este deseo de servir no podría realizarse sin el Amor, sentimiento enraizado en el proceso de tratamiento el cual tiene una formulación propia dentro de la Comunidad Terapéutica. Allí se vive de una manera responsable, aceptando las diferencias personales y rompiendo con la concepción que el adicto trae de la calle: un amor ficticio basado en la complicidad, la desconfianza, el engaño y la dependencia.

Pero dejar otros problemas como la drogodependencia necesita de la superación y fuerza que alienta al farmacodependiente y a su familia, para que sean los protagonistas de la recuperación con el esfuerzo personal y la ayuda mutua.

Esta lucha por superarse no sería posible sin la responsabilidad que no sólo remite a lo individual, sino que tiene ante todo implicaciones sociales que afecta el grupo, ya sea de manera negativa, cuando no existe o de manera positiva, cuando el cumplimiento de las tareas y obligaciones, se irradian en la vida comunitaria, dando fuerza, credibilidad y pertenencia a la estructura grupal.

Estos cuatro pilares son los que sostienen la razón de ser de nuestra propuesta de tratamiento y prevención en la Comunidad Terapéutica: La Opción por la Vida, es una invitación a transformar las tendencias destructivas de la subcultura de drogodependencia en un encuentro constructivo y creativo consigo mismo y con el otro.